Seleccionar página

                                                         Photo by Monika Grabkowska on Unsplash

Si quieres saber más sobre las increíbles propiedades de la avena y sus efectos energéticos en el organismo; sigue leyendo.

Superfood

La avena es uno de los cereales más comunes en el mundo, no tiene nada exótico o excepcional ¿entonces por qué llamarla superfood? Primero que nada quiero contarte que no soy muy fan de clasificar a los alimentos como superfoods o súper alimentos. Me parece que responde más a una estrategia de marketing, que al descubrimiento de alimentos milagrosos. La naturaleza es lo suficientemente sabia para proveernos de todos los nutrientes que necesitamos según el lugar donde nos encontremos. Pero al tener propiedades tan beneficiosas, ser tan fácil de encontrar en todo el mundo, y tener un precio tan económico, creo que se ha ganado el nombre de superfood.

Propiedades nutricionales

La avena es el cereal que más proteína aporta, a pesar de esto no se la considera una proteína de alto valor biológico porque no tiene las cantidades suficientes de lisina, uno de los aminoácidos esenciales que forman las proteínas. Si combinas tu avena con algún alimento rico en lisina te estarás garantizando tener una fuente completa y buena de proteína. Algunos de los alimentos con los que la puedes combinar son: el amaranto, la quinoa, las nueces, los pistachos, los cacahuetes (maní) o la soja.

Es una muy buena fuente de las vitaminas del grupo B (B1, B2, B5 y B6) así como de vitamina E. Es rica en fibra y también es rica en minerales como el zinc, magnesio, potasio, fósforo, calcio y hierro. Gracias a que es rica en fibra y en grasas insaturadas, se convierte en un alimento ideal para combatir el estreñimiento, fortalecer el sistema cardiovascular y ayudar en la pérdida de peso.

La avena también contiene lignanos que protegen contra el cáncer, en especial contra el cáncer de mama y otros tipos de cáncer relacionados con las hormonas.

Propiedades energéticas

La avena es un cereal de propiedades relajantes y calmantes, su dulzor la hace especialmente buena para equilibrar el sistema Bazo/Páncreas que en la macrobiótica y Medicina Tradicional China (MTC) corresponde al elemento Tierra. Sus propiedades caloríficas la hacen perfecta para tomarla en países de clima frío o cuando atravesamos el Otoño e Invierno.

Se le atribuyen propiedades de calmar la mente y armonizar las emociones o suavizarlas. Es muy recomendada para secar el exceso de humedad en el cuerpo que se manifiesta por medio de mucosidad, hinchazón, retención de líquidos, flemas…

Se considera un alimento regulador de la energía vital o Ki y tiene el poder de reconstituirla. También fortalece el sistema sexual y reproductivo por lo que es aconsejado utilizarla en casos de falta de libido. La avena tomada regularmente fortalece el sistema inmune pues actúa como antiséptico interno.

Algunas ideas para consumir avena

Porridge de avena: es un desayuno bastante común, fácil de preparar y cargado de energía y nutrientes. Consiste básicamente en cocinar la avena hasta que esté muy blanda y el grano se haya abierto completamente. Luego la podemos mezclar con leche vegetal, fruta y semillas, o incluso hacer una versión salada con salsa de soja tamari, alga nori tostada troceada y semillas. A mí las dos versiones me gustan mucho. Si quieres hacer una versión más fácil simplemente tienes que comprar los copos de avena integrales, y la cocción no tardará más de 10 minutos.

Bebida de avena: esta preparación es muy simple y es una buena manera de obtener los nutrientes de la avena en los meses de más calor. La podemos hacer directamente con los copos de avena y agua, añadir una pizca de sal, triturar y colar. Si queremos podemos añadir un endulzante natural como el sirope de arroz o un dátil, aunque la avena ya tiene un saborcito dulce. También puedes añadir canela, vainilla, clavo… ¡hazla a tu gusto! Disfrútala con tu café, té, cereal de desayuno o sola.

Crumble de frutas: este es uno de mis postres preferidos, es dulcito y muy nutritivo. Se trata de cocer al horno las frutas de tu preferencia con una capa de avena tostada por encima. Para hacerlo has de mezclar los copos de avena con azúcar de coco o sirope de arroz, una pizca de sal y aceite de coco hasta lograr humedecerlos. Esta mezcla la pones directamente sobre la fruta cortada y lo llevas al horno durante unos 30 minutos. A mí me gusta poner canela y polvo de vainilla en la avena.

¡Espero que este artículo te haya resultado interesante! Déjame tus dudas y comentarios, y cuéntame si te animaste a hacer alguna de las recetas. ¡Nos vemos pronto!

Bibliografía

Pitchford, Paul. (2011) Sanando con Alimentos Integrales. Ed. Gaia.

Fernández, Odile. (2015) Guía práctica para una alimentación y una vida anticáncer. Ed. Urano.