Seleccionar página

Photo by Sharon Pittaway on Unsplash

Somos más que cuerpo, por eso al hacer un proceso de depuración es importante tomar en cuenta todos los aspectos de nuestro ser; no únicamente los físicos.

¿Qué es el Detox Integral?

El Detox Integral es mi versión de una dieta depurativa o detox. Pero en lugar de centrarse sólo en la alimentación, incorpora aspectos emocionales, espirituales y de limpieza del espacio físico.

Para crearlo me inspiré en la dieta depurativa propuesta por la Escuela Española de Desarrollo Tanspersonal, y le di mi toque personal. El componente holístico que caracteriza a Ekilibrio Integral.

¿En qué consiste?

Es un proceso depurativo de tres semanas de las cuales sólo una es en la que se hace la dieta depurativa propiamente dicha.

Empezamos con una SEMANA DE PREPARACIÓN, en la cual se van eliminando día a día los alimentos y rutinas no saludables. De esta manera nos introducimos lentamente a la depuración, para hacer el proceso más llevadero.

Empezamos a preparar el cuerpo y la mente para la depuración, por medio de preguntas y acciones que buscan promover la consciencia y facilitan la observación.

Luego seguimos con una SEMANA DEPURATIVA, en la cual se sigue una dieta muy simple a base de verduras depurativas, fruta de temporada y una pequeña cantidad de cereal integral sin gluten.

Observando en todo momento resistencias y emociones que puedan surgir, tomando consciencia de ellas e identificando creencias limitantes y miedos. Esto es parte muy importante del proceso de limpieza, pues nos ayuda a liberar energía mental y emocional.

Finalizamos con una SEMANA DE REINCORPORACIÓN en la cual preparamos el cuerpo para volver a la normalidad. Aquí volvemos a añadir a la dieta aquellos alimentos esenciales que eliminamos durante la depuración. Estos serían las legumbres, los frutos secos y los aceites vegetales.

Este es un buen momento para aprovechar la limpieza y no volver a incorporar alimentos como el azúcar, los refinados, los procesados, y los alimentos de origen animal. Pero si aún la persona no está lista para el cambio, el ir incorporando estos alimentos poco a poco a la dieta hará el proceso más suave para el organismo.

¿Qué lo diferencia de otros detox?

Una de las diferencias principales del Detox Integral con respecto a muchas otras dietas depurativas, es que se trata de un proceso en el que se pone mucho énfasis en la observación y la toma de consciencia.

La práctica de la meditación formal y los ejercicios de mindfulness y alimentación consciente se proponen como eje transversal. Así como la toma de consciencia del cuidado del espacio físico en el hogar y el trabajo.

Otra de las diferencias es el método de tres semanas que permiten ingresar y salir de la depuración de una manera suave sin poner al cuerpo en más estrés del necesario.

Pero quizá, la diferencia más característica es que se trata de limpiar el organismo, no de pasar hambre. Muchas dietas detox a base de zumos dejan a las personas en un estado permanente de hambre. Esto puede hacer que una vez acabado el proceso depurativo coman más de la cuenta, y abusen de alimentos poco saludables, tirando todo lo ganado en el detox por la borda.

Durante el Detox Integral se propone comer lentamente, y parar de comer a la capacidad del 80% del estómago. Es decir, alcanzando la saciedad sin llenarnos. De esta manera prevenimos el efecto rebote y el autosabotage de la dieta.

Momentos óptimos

Nunca es mal momento para hacer un Detox Integral, sin embargo la propuesta que te hago es hacerlo dos veces al año. Una al inicio de la Primavera, y la otra durante el Verano Tardío (quinta estación macrobiótica, antes del Otoño).

Una vez al año, desde Ekilibrio Integral, te ofrezco hacer este proceso de manera gratuita, con acompañamiento a través de redes sociales y correos. Pero también tienes la posibilidad de hacerlo cuando quieras, de manera privada y personalizada, con acompañamiento vía whatsapp y Skype.

Si quieres saber más sobre este u otros temas, ¡no dudes en escribirme!

Déjame tus comentarios y preguntas, y si ya has participado antes cuéntame tu experiencia.

Nos vemos muy pronto,

Ágata García