Seleccionar página

Si eres de las personas que cada vez que llega el frío te congelas (sin importar cuantas capas de ropa lleves encima) seguro que te interesará leer este artículo. Aquí te doy algunos consejos para hacer este Invierno más llevadero.

Tenemos el Invierno encima, y lo cierto es que apenas estamos comenzando y nos quedan algunos meses de bajas temperaturas por delante. Generalmente lo que suele pasar es que cuando llega el frío guardamos toda la ropa de verano, sacamos la de invierno, y nos ponemos capas y capas y ropa térmica par entrar en calor. Cuidar el calor corporal con la ropa adecuada es muy importante, sin embargo yo te voy a hablar hoy de cómo cuidar tu calor interno y preparar tu organismo para los meses más fríos del año. Si vives en un país tropical o en una zona cálida, pero siempre tienes manos y pies fríos o la mínima de cambio ya te sientes con frío, este artículo también es para ti.

Los errores más comunes

Uno de los errores más comunes a la hora de prepararnos para el frío es seguir consumiendo alimentos de la temporada de verano que nos enfrían internamente. Las bebidas con hielo, la cerveza, las frutas tropicales, smoothies, yogures (vegetales o animales) y los grandes boles de ensalada, son algunos de los alimentos que por su energía Yin y sus propiedades refrescantes, hacen que nuestro cuerpo tenga que hacer más esfuerzo para entrar en calor.

Algunos alimentos que enfrían internamente

el pepino, el tomate, el pimiento, las lechugas, las frutas tropicales, las frutas sacadas de la nevera, las bebidas con hielo o de la nevera, la cerveza, los lácteos no curados como yogur y quesos blandos, el tofu, el helado, las algas chlorella y espirulina.

Pero tranquilidad, que para todo hay soluciones. Y de eso hablaré más adelante.

Otro error muy común es no mantener la zona del Hara caliente. Algunas personas utilizan bufandas, abrigos y botas de nieve pero dejan descubierta la zona abdominal o la cubren muy poco. La zona del Hara está situada entre el tórax y la pelvis, y es un punto de concentración de energía muy importante, ya que protege la zona de los riñones donde según la MTC* se encuentra almacenada nuestra energía vital. Es importante cubrir bien la zona abdominal con ropa térmica o prendas calientes de preferencia elaboradas con fibras naturales.

Entretiempo: cómo prepararse para el frío

En macrobiótica a la transición entre Verano y Otoño la llamamos Verano Tardío. Esta quinta estación corresponde al elemento Tierra, según la MTC, y nos invita a la alimentación centrada y dulce. Cada vez que se realiza un cambio de estación es importante tomar un tiempo para adaptarnos a ella, para hacer la transición menos abrupta. Seguir una alimentación de Tierra durante el cambio de Otoño a Invierno, nos preparará para llevar mejor el frío.

La alimentación de Tierra consiste en integrar el sabor de las verduras dulces a las comidas y está llena de tonalidades naranjas y ocres. Entre sus beneficios tenemos que es una cocina muy reconfortante que a la vez relaja y aporta satisfacción. Los alimentos más característicos de Tierra son el mijo, los garbanzos, las verduras redondas, los melocotones y las manzanas.

Cuando comiences a hacer la transición de Otoño a Invierno recuerda incorporar estos alimentos diariamente. También es importante tomar en cuenta los métodos de cocción, pues a través de ellos podemos cambiar la calidad energética del alimento. Empieza a incorporar los estofados y salteados largos y ve eliminando la bebidas frías, helados y yogures de tu alimentación diaria. Utiliza verduras como la zanahoria, boniato o camote, col y cebolla para hacer estofados y cremas de verduras.

Si no hiciste la transición antes no te preocupes, a continuación te doy algunas soluciones para salvarte del frío aunque te haya cogido desprevenid@.

Soluciones para no tiritar

Aquí tienes algunos consejos para nutrir tu fuego interno, espero que te sean muy útiles.

  • Al inicio del artículo te mencioné la importancia de mantener tu zona abdominal caliente, una buena solución para ello es utilizar una prenda de ropa conocida como Haramaki. Consiste en una tela confeccionada con fibras naturales y elastán que ayuda a mantener la temperatura corporal. Yo este Otoño me compré uno en Haramaki Meu y la verdad es que estoy encantada y no me lo quito. Si en tu país no encuentras, prueba de confeccionarlo tú mism@, verás que hace la diferencia.

 

  • Otra solución es que comiences a tomar infusiones y tisanas para hidratarte en lugar de beber smoothies o  bebidas frías. Algunas opciones son el té kukicha, las tisanas de tomillo, las infusiones de equinácea, las infusiones de menta, las tisanas de jengibre y limón. Estas bebidas te ayudarán a mantenerte caliente a la vez que refuerzan tu sistema inmunitario. Lleva contigo un pequeño termo con agua caliente o con tu infusión ya preparada, así podrás mantenerte hidratada y caliente durante el día.

 

  • Hazte un tratamiento de compresas de jengibre en la zona de los riñones. Las compresas de jengibre son un remedio maravilloso que tonifica nuestros riñones y nos ayuda a regular nuestra temperatura corporal. Consiste en llevar a ebullición la raíz de jengibre fresca rallada, luego colar y con el agua de la cocción humedecer trapos 100% de algodón natural y colocarlos en la zona de los riñones durante algunos segundos. Las compresas se aplicarán varias veces, según el caso, y la duración es variable según la condición en la que te encuentres. Este tratamiento es importante que te lo aplique alguna persona capacitada, para evitar quemaduras, efectos indeseados y garantizarte la calidad de la sesión. Consulta con tu terapéuta holística si este servicio es indicado para ti o contacta conmigo si te interesa hacer este tratamiento.

 

  • Cena una crema de verduras de raíz bien caliente. Las verduras de raíz como la zanahoria, el nabo, la cebolla, la yuca. Y otras verduras de tierra como la calabaza,nos ayudan a calentar el cuerpo y son deliciosas. También puedes incorporar a la hora de la comida un pequeño plato de sopa miso o caldo de verduras.

 

  • Las frutas nos refrescan y por lo tanto cuando las consumimos diariamente especialmente en Invierno, enfrían nuestro cuerpo. Una buena solución es consumirlas en forma de compota, al vapor, al horno o a la brasa. Algunos ejemplos que seguro te encantarán son la compota de manzana con canela y jengibre, las peras al vapor con salsa de tahini, las manzanas al horno rellenas de frutos secos y mantequilla de almendras. Pon a volar tu creatividad, verás como empiezas a lidiar mejor con el frío cuando tomas las frutas de esta manera. Te recomiendo también consumir principalmente frutas de clima templado y evitar las tropicales si vives en clima frío, y en especial durante los meses de más bajas temperaturas.

 

  • Toma ensaladas templadas. Hazte ensaladas de lentejas, garbanzos u otras legumbres que lleven verduras a la plancha como el calabacín o la zanahoria. También puedes hacer ensaladas de arroz o quinoa. Agrega frutos secos y semillas para hacerlas más caloríficas y nutritivas. Y sobre todo evita comer ensaladas de la nevera y los vegetales crudos en cantidad, como el tomate, pepino y pimiento.

 

Algunos alimentos que calientan internamente

las legumbres, el arroz integral, el trigo sarraceno, los frutos secos, las algas marinas, las verduras de raíz, las verduras redondas, el té Mu, las bebidas calientes, los alimentos preparados al horno y los estofados largos.

Espero que estos consejos te hayan resultado útiles e interesantes, me encantaría saber tu opinión así que no dudes en dejarme tus comentarios. ¡Un abrazo y cálido Invierno!

*Medicina Tradicional China