Seleccionar página

Photo by Lionel Gustave on Unsplash

En este artículo te hablo acerca de las cualidades del verano, cómo utilizar la alimentación en esta época para sanar, algunas recetas para refrescarte y más.

Estamos ya a mitad de verano, y los días están siendo más calientes de lo que esperaba. Si vives en el hemisferio norte seguro ya estarás disfrutando de días de playa, escapadas a la montaña, y olas de calor potentes.

Una de las maneras en las que nuestro cuerpo elimina el exceso de calor es por medio de la sudoración. En verano, debido al calor, y más si vivimos en una zona húmeda, tendemos a sudar mucho más. Es por eso que es importante mantenernos hidratad@s y remineralizar nuestro organismo.

Al final de este artículo te dejo algunas recetas para hidratarte en estos días de tanto calor. Pero primero te quiero hablar sobre las cualidades energéticas del verano y cómo cuidar de los órganos que están más activos en esta estación. Así que te invito a tomar un vaso de agua bien fresquita con menta, y seguir leyendo.

Principales características

La energía del Verano es expansiva, es cuando los árboles están en su punto máximo de producción, cuando dan fruto. Podemos sentir esta energía también al tener días más calientes con mayor luz solar que nos invita a pasar más tiempo fuera de casa y reunirnos con amigxs y familia.

Según la Medicina Tradicional China (MTC) la emoción que lo caracteriza es la alegría, pero no una alegría exagerada o euforia, sino más bien una alegría suave y continuada, producto de un intenso sentimiento de conexión con todas las cosas.

El color de esta estación es el rojo, un color que evoca alegría y pasión. También es el color de la sangre bombeada por el Corazón, que según la MTC es el órgano más importante de esta estación. Consumir alimentos con pigmentación roja como la sandía o el tomate nos pueden ayudar a conectar con esta energía, a la vez que nos mantendrán hidratadxs. Con respecto al tomate es mejor no abusar de tomarlo en crudo, pues es una solanácea y su excesivo consumo puede favorecer la descalcificación ósea y acidificar.

El arquetipo de la madre

El arquetipo del Verano es La Madre, que simboliza la compasión y el cuidado; la nutrición y el sostén. En el Verano es cuando los árboles dan su fruto, es la época de máxima fertilidad y energía expansiva en la naturaleza.

La Madre como arquetipo, nos habla de una energía de empatía en la cuál somos capaces de ver las necesidades del otrx y sensibilizarnos con su sentir. La Madre da sostén y provee un suelo fértil en el cuál poderse desarrollar. Esto hace alusión tanto a los procesos de la tierra, como necesidades humanas, como por ejemplo la escucha afectiva e interesada, los cuidados hacia una pareja, un hijx, una mascota, una amistad, etc.

La Madre nutre a través de la alimentación, de sus brazos fuertes, del apoyo incondicional, del amor y la abundancia que comparte. Cuando estamos en Verano nuestra energía suele ir más en la dirección de compartir, de pasar tiempo con otrxs, hacer actividades en la naturaleza, estamos más comunicativxs y nos abrimos a la espontaneidad.

Cuando la energía del Verano está activa y equilibrada, sus características son la comunicación, la alegría, la empatía, el entusiasmo, la expresión del cariño y la vivacidad. Así como la naturaleza nos regala su increíble abundancia en Verano, nosotrxs también nos sentimos generosxs.

Órganos implicados

Los principales órganos cuya energía se mantiene más activa en verano son el Corazón, el Pericardio, el Intestino Delgado y el Sanjiao o Triple Calentador.

Estos órganos tienen la función de generar y hacer circular la sangre y la energía Ki por el cuerpo. He escrito un artículo en el cuál me centro específicamente en detallar las funciones y cuidados de los órganos protagonistas del verano, te invito a leerlo para que aprendas sus principales características y funciones.

Receta para refrescarte y nutrirte

[amd-zlrecipe-recipe:3]