Seleccionar página

Photo by Robina Weermeijer onUnsplash

Quise escribir este artículo para ampliar la información del artículo dedicado a la alimentación de verano y su energía. La Medicina Tradicional China (MTC) explica las funciones de los órganos a nivel energético, y en este artículo me centro en ampliarte la información para los órganos protagonistas del verano.

Órganos implicados

Según la macrobiótica y la Medicina Tradicional China (MTC) a cada estación le corresponde un órgano y una víscera, que tienen mayor actividad y vulnerabilidad en ese periodo específico del año. La MTC considera los órganos no sólo por sus funciones anatómicas y fisiológicas, sino también por sus cualidades energéticas.

En el caso del Verano, en lugar de tener un órgano y una víscera asociados, nos encontramos con 2 órganos (Corazón y Pericardio) y dos vísceras (Intestino Delgado y Sanjiao).

El Pericardio, aunque no se considera un órgano en la medicina occidental, se le adjudica especial importancia en la MTC por su función protectora del Corazón. Con respecto al Sanjiao o Triple Calentador, la medicina occidental no lo reconoce, pero para la MTC se trata de un órgano sin forma al cual se le relaciona con todo aquello que no son huesos, músculos, médulas, órganos o vísceras. (La MTC es muy compleja y toma en cuenta el sistema energético de nuestro cuerpo, es por esto que puede llegar a ser muy difícil de entender por nuestra forma de pensar occidental)

Funciones según la MTC

Corazón: Se considera como el órgano más importante de todos en el cuerpo humano, y en MTC se le da el nombre de «emperador».

Su estado de salud puede observarse en el rostro, el cual deberá tener buen color, brillo y luminosidad. El brillo de los ojos también nos indica un buen funcionamiento del Corazón, pero en su sentido más espiritual.

El Shen, Espíritu o vitalidad del organismo, reside en el Corazón. En el sentido más espiritual tiene que ver con la capacidad de una persona a adaptarse a la vida y ser feliz, y se manifiesta en las relaciones con los demás. Una persona con buen Shen lo manifiesta con una mirada viva y con brillo.

También se asocia el Corazón con las funciones de pensamiento, memoria, emociones, la inteligencia en general y el sueño, funciones que en occidente le adjudicamos al cerebro. La calidad de la sangre va a influir directamente en todas estas funciones, por lo cual es importante garantizar que sea abundante y de calidad para que la salud mental y emocional estén equilibradas.

Intestino Delgado: Es el encargado de separar la parte nutritiva de los alimentos, de los deshechos que pasarán al Intestino Grueso. También se encarga de separar y absorber los líquidos útiles de los que han de ser desechados por la Vejiga.

Actualmente se sabe que es fundamental en la absorción de nutrientes, y que depende de una sana microbiota para llevar a cabo sus funciones. También se le adjudican funciones psicológicas pues se considera que está relacionado con el juicio y la claridad mental, incluso se le ha llegado a llamar el segundo cerebro.

Actualmente se reconoce que en el Intestino Delgado hay neurotransmisores y neuronas que mantienen una comunicación con el Sistema Nervioso Central y nos ayudan a regular nuestro estado emocional. Tanto es así que un desequilibrio en la salud intestinal va a influir en nuestro estado de ánimo, carácter y sueño.

Pericardio: Es la capa externa del Corazón que lo protege frente agresiones externas. Sus funciones son similares a las del Corazón, pero también ayuda el Hígado con la circulación y gestión de las emociones para que el Corazón y Shen no se vean afectados.

Ayuda al Corazón a impulsar la circulación de la sangre y al Hígado en la circulación del Ki relacionado con las emociones que se somatizan en el pecho.

Triple Calentador (Sanjiao): Se divide en tres partes, cada una de las cuales tiene funciones diferentes. En realidad tiene muchos órganos que lo componen y se trata más de un sistema energético que de un órgano. Para simplificar me voy a referir a las funciones generales sin centrarme en cada una de las tres partes del Sanjiao.

Está implicado en la distribución de la sangre, Ki y líquidos orgánicos. También participa en la digestión y absorción de los alimentos así como en la evacuación de desechos.

Controla los movimientos de energía del Ki, permitiendo el ascenso, descenso, entrada y salida para garantizar el buen funcionamiento del metabolismo y evitar bloqueos energéticos.

Cuidados y recomendaciones

Para la buena salud de los órganos y vísceras protagonistas del verano, tendremos que fijarnos en si la energía está activa en exceso o si por el contrario está apagada.

Para un exceso de energía la MTC recomienda tener calidad de sueño, tanto en cantidad de horas como en calidad. Mantener una vida disciplinada, con ritmos establecidos que incluyan horas de comida regulares, y horarios definidos de trabajo y ocio. La meditación y ejercicios de respiración también so recomendables.

Por el contrario, para activar la energía del verano las actividades al aire libre, la danza, el canto y la expresión de las emociones traen medicina al corazón. Especialmente hacer actividades divertidas y rodearse de amigxs.

En general, practicar deportes que estimulen la circulación sanguínea son ideales para mantener este sistema sano, pero debemos cuidar de no llevar la actividad física a extremos que puedan agotar nuestra energía vital.

Prueba salir a correr o caminar, hacer bicicleta, patinar, saltar la cuerda, bailar… ¡lo importante es que te diviertas y te lo pases bien!

Espero que este artículo te haya resultado interesante y de ayuda. Si quieres una consulta individual no dudes en contactarme.

¡Feliz Verano!